domingo, 4 de agosto de 2013

Dogmas acerca de la Virgen

48. ¿Cuáles son los dogmas que la Iglesia enseña acerca de la Virgen?
La Iglesia enseña los siguientes dogmas acerca de la Virgen:
- La Maternidad Divina
- La Inmaculada Concepción
- La Perpetua Virginidad y
- La Asunción a los Cielos
49. ¿Debemos creer estos dogmas de fe? Sí, debemos creerlos plenamente. Si alguno se atreviera a negarlos a dudar de ellos conscientemente, cometería un pecado mortal.
50. ¿En qué consiste el Dogma de la Maternidad Divina? El Dogma de la Maternidad Divina consiste en que la Virgen María es verdadera Madre de Dios, por haber engendrado por obra del Espíritu Santo y dado a la luz de Jesucristo, no en cuanto a su Naturaleza Divina, sino en cuanto a la Naturaleza humana que había asumido. La Iglesia afirma este Dogma desde siempre, y lo definió solemnemente en el Concilio de Efeso (Siglo V)
El Concilio Vaticano II menciona esta verdad con las siguientes palabras: "Desde los tiempos más antiguos, la Bienaventurada Virgen es honrada con el titulo Madre de Dios, a cuyo amparo los fieles acuden con súplicas en todos sus peligros y necesidades" (Const. Dogmática Lumen gentium, n.66)
51. ¿En qué consiste el Dogma de la Inmaculada Concepción? El Dogma de la Inmaculada Concepción consiste en que la Virgen fue preservada inmune de la mancha del pecado original desde el primer instante de su Concepción, pro singular gracia y privilegio de Dios Omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo, Salvador del género humano. Esta verdad fue proclamada como Dogma de fe por el Papa Pío IX, el 8 de diciembre de 1854, en la Bula Ineffabilis Deus.
52. ¿En qué consiste el Dogma de la Perpetua Virginidad? El Dogma de la Perpetua Virginidad consiste en que al Madre de Dios conservó plena y perdurablemente su Virginidad. Es decir fue Virgen antes del parto, en el parto y, perpetuamente, después del parto. La Iglesia afirma este Dogma desde el Credo compuesto por los Apóstoles. El Concilio Vaticano II dice: "Es aquella Virgen que concebirá y dará a luz un Hijo, que se llamará Emmanuel" (Const. Dogmática Lumen gentium, n. 55)

No hay comentarios:

Publicar un comentario