domingo, 4 de agosto de 2013

La Virgen después de la Muerte, Resurrección y Ascensión de Jesucristo

44. ¿Qué hizo la Virgen después de la muerte y sepultura del Señor? La Virgen se recogió a Jerusalén y esperó, llena de confianza, la Resurrección de su divino Hijo.

 45. ¿Se apareció Jesús a la Virgen después de la Resurrección? La Tradición dice que la Nuestro Señor Jesucristo se apareció a la Santísima Virgen apenas resucitado, y que Ella fue la primera persona que los vio en ese estado glorioso.

46. ¿Dónde permaneció la Virgen después de la Ascensión de Jesucristo? La Virgen permaneció en Jerusalén después de la Ascensión de Jesucristo, al lado de los Apóstoles, y, animados de un mismo espíritu, perseveraban juntos en la oración.

Algunos detalles de María después de la muerte y resurrección de Jesús. María después de la muerte de su Hijo, siente una soledad tremenda, Ella sabe porque se lo dijo su Hijo que no todo ha terminado, pero el sentimiento de soledad no deja de existir. Ella acepta voluntariamente esa soledad y en esa soledad nos alcanza muchos frutos a los hombres. El estar vacía de todo que no sea Dios hace que sea fecunda. El verdadero amor a Cristo sólo se alcanza por medio de un corazón libre de cualquier tipo de apego. A través de todo esto se convierte en corredentora de la humanidad.

Después de la Ascensión, es decir, cuando Cristo, por sus propias fuerzas subió a los cielos, se mantuvo orando al Espíritu Santo para que la cubriera con su manto, tal cómo lo hizo en el momento de la Anunciación.

Ella estuvo presente, siendo una figura muy importante, en los comienzos de la Igl
esia. El día de Pentecostés cuando descendió el Espíritu Santo sobre los apóstoles, Ella se encontraba ahí. Siempre acompañó a la Iglesia naciente con oraciones, aconsejando a los apóstoles y algunas de las mujeres que habían acompañado a Jesús. A todos ellos le transmitió todo lo que había conocido de su Hijo. María fue la primera persona que conoció todas las verdades de nuestra fe y además la primera en vivirlas, tenía a Cristo como modelo.

Cuando su vida terrena había de terminar, la Virgen fue llevada a los cielos. Ella que nunca tuvo pecado no podía morir como todos los hombres. Se dice que se “durmió” y que entonces fue elevada al cielo al trono de Reina del Universo.

Que la virgen fue asunta, es decir, llevada al cielo, es otro dogma de fe que fue declarado por Pío XII en 1950. Leer el no. 966 del Catecismo. A este dogma lo llama la Iglesia la Asunción de la Virgen María.
La Asunción de María tiene una participación singular en la Resurrección de Cristo, además es una prefiguración de la resurrección de los muertos, de todos los hombres.


No hay comentarios:

Publicar un comentario