sábado, 12 de septiembre de 2015

FIGURAS Y SÍMBOLOS MARIANOS

La Liturgia, la devoción popular y los autores espirituales han aplicado frecuentemente en sus oraciones, cantos y plegarias muchos símbolos y figuras bíblicas a María.

El florilegio mariano abunda en figuras veterotestamentarias. Tenemos que repetir que no son verdaderos «tipos», es decir personas que en la intención divina prefiguraban a María. Quizá la única excepción sea el paralelo Eva-María, del que podemos afirmar sólidamente que Eva es «figura» de María.

Muchas heroínas y mujeres del A.T. han sido consideradas en la literatura mariana prefiguraciones de María:

a) Sara, esposa de Abraham, que contra toda esperanza engendra al hijo prometido.

b) Rebeca, hija de Bathuel, esposa de Isaac que era una joven agradable y virgen bellísima.
c) María, hermana de Moisés, virgen y profetisa que entona un estribillo en alabanza a Dios.
d) Ana, madre de Samuel, atormentada por una larga esterilidad, Dios escuchó su oración y engendró un hijo.
e) Ester, esposa de Asuero,  libró al pueblo judío de la persecución decretada por el primer ministro Aman.
f) Débora, profetisa y juez de Israel, que libró a su pueblo de la dominación cananea.
g) Judith, viuda de Manasés, fiel y temerosa de Dios que cortó la cabeza de Holofernes.
La devoción a María ha cantado sus prerrogativas por medio de comparaciones y analogías pertenecientes a la historia bíblica.




No hay comentarios:

Publicar un comentario