domingo, 27 de diciembre de 2015

6. RELACIÓN ENTRE LA MATERNIDAD DIVINA U LA CONCEPCIÓN VIRGINAL.

La divina maternidad y la concepción virginal de Jesús no son solamente hechos milagrosos, sino que son verdaderos misterios relacionados. Al menos se advierte de forma inmediata que la relación existente entre ellos es histórica y personal, pues ambos se realizaron en María (...) Pero algunos teólogos se preguntan si no existe entre ellos un nexo más íntimo.
Los Padres de la Iglesia enseñaron con frecuencia que el Verbo de Dios no podía nacer más que de «madre-virgen» y, viceversa, que una concepción del todo virginal no podía tener por sujeto más que al Hijo de Dios. Tal enseñanza parece superar la mera relación histórica entre ambos misterios y parece insinuar que existe una cierta relación.
Recientemente el CEC da diversas razones por las que Dios, en su designio salvífico, quiso que su Hijo naciera de una virgen. Estas razones se refieren tanto a la persona y a la misión redentora de Cristo como a la aceptación por María de esta misión para con los hombres (...) La virginidad de María manifiesta la iniciativa absoluta de Dios en la Encarnación. Jesús no tiene como Padre más que a Dios... (nn. 502-507).

No hay comentarios:

Publicar un comentario